• Ayi Turzi

Limbo: Terror electrónico


Las nuevas tecnologías no solo suponen nuevos modos de realización, sino nuevas temáticas. La producción de Playz (España) se basa en videollamadas entre Wally (Demian Salomón), el vendedor de una casa, ahora viviendo en Neuquén, y Lydia (Ingrid García-Jonsson) su compradora, en España. Ella lo contacta con un pretexto sin importancia sobre la casa y, de a poco, empieza a desarrollarse un vínculo sentimental entre ambos, idílico como toda relación a distancia. Extrañas cosas (ruidos, sombras, aparentes presencias) comienzan a aterrar y desestabilizar a Lydia, y su relato a Wally.

Lo que diferencia a Limbo (dirigida por Fabian Forte, escrita por Nicolás Britos) de otras producciones es que el terror pasa por la existencia de cierta dualidad en lo desconocido. No nos da miedo solamente lo que sucede con Lydia en la casa, sino que tampoco sabemos quiénes son los personajes en realidad. La duda sobre sus identidades, sus intenciones y si las cosas que suceden están efectivamente pasando atormentan y angustian al espectador. ¿Está Lydia en peligro o son sólo fabulaciones?

El hecho de saber lo que pasa sólo a través de sus videollamadas apuntalan la intriga en el sentido de la incertidumbre. Limbo logra que el miedo a lo desconocido valga doble.

Si no están suscriptos a Playz recomiendo:

1. Suscribirse. Pero si son TAN VAGOS (tardás dos segundos)

2. Verla en Youtube como película, al menos a mí la reproducción automática de la plataforma en el smart me los arrojaba desordenados o con molestos anuncios irrelevantes (que me lo hace siempre igual, pero en este caso desordenaba la narración sin sentido).

  • Blanco Icono de Instagram