• Ayi Turzi

BARS XXI: Cortos de ciencia ficción

Actualizado: 9 de dic de 2020




En la plataforma de flixxo pueden encontrar de modo permanente todas las competencias de cortometrajes de la vigésimo primera edición del Festival Buenos Aires Rojo Sangre, en este caso arranqué con los de ciencia ficción y acá les comparto unos breves renglones sobre cada uno:


Dominion evolución (Lucas Zoppi)

Un hombre con pinta de zombie, el científico Victor Bertaum, está experimentando con diferentes sustancias encerrado en un laboratorio. Suponemos que en el mundo exterior hay cierta plaga o apocalipsis, lo cual es confirmado por una misteriosa mujer que llega después. Una locación, dos personajes, todo el énfasis y la tensión puesta en los diálogos y una puesta de arte muy bien lograda.

Humanidad (Juan Cruz Oruezabala)

Una chica, Laura, vive sola, aislada, en una especie de refugio. Un día aparece un hombre, Daniel, y ahí ella pone en crisis la poca humanidad que le queda. Es curiosa la decisión de contar la mayor parte del cortometraje, un interrogatorio de Laura a Daniel, en un encuadre alejado, que pone todo el peso en las actuaciones. Lo mejor de todo es la pregunta que plantea y la duda de hasta qué punto, y bajo qué circunstancias, podemos aun conservar nuestra humanidad.

Todo el tiempo y después (Ivan Piroso Soler)

Corto que comienza en Argentina con la declaración de la cuarentena. Una pareja que convive en un departamento empieza a transitar el aislamiento, pero es aquí cuando el corto se aleja de lo que sucedió en realidad y toma un vuelo mucho mas flashero, que no termina de explicar ni de desarrollar, pero alcanza como anécdota curiosa de una realidad paralela, de algo que seguramente pensamos que podría estar sucediendo.

Proyecto Eolo (Daro Ceballos)

Una chica debe atravesar una larga distancia para desconectar una antena. Se nota la experiencia del director y guionista en cuanto a que plantea en pocos segundos y con pocos elementos lo necesario para meterte en la trama. Mención aparte para el laburo de producción que tiene: usa muchísimas locaciones y cada una aporta algo diferente.

Positive (Mariana Argel y Juan Pablo Quaglia)

Otro relato anclado en el encierro, en este caso por una amenaza del exterior. Un hombre convive con un pequeño bebé y mediante un test casero se entera que está infectado. De dos minutos de duración y muy económico en lo que a recursos respecta, pero aún así muy bien resuelto, te mete más en el vinculo entre los dos personajes y reflexiona sobre las decisiones que estamos (o no) dispuestos a tomar con tal de salvar o preservar a quienes amamos.

Visitante (Rodrigo Cardozo)

Es la producción más larga del bloque, llegando casi a veinte minutos. Dos amigas van a pasar el fin de semana a una quinta con pileta, y hay algo (o alguien) que las acecha. Si bien busca generar suspenso, el elemento de ciencia ficción que lo coloca dentro de esta categoría esta más sugerido que mostrado de modo explícito. Creo que esta decisión de no mostrar es lo más interesante, no corre el riesgo de irse de código y se mantiene dentro de sus lineamientos iniciales.

Juego de espejos (Juan Pablo Motto)

Un empresario a punto de destrozar a la competencia recibe una extraña invitación: un conocido lo refiere para que adquiera una experiencia que consiste en pasar un fin de semana en una isla del Tigre con un clon suyo. Lo curioso de este corto es que son dibujos estáticos, con apenas algún movimiento de cámara, que junto a los diálogos van contando una historia que hubiera requerido un gran despliegue de producción si la hubieran querido graban “live action”, y la verdad es que funciona muy bien.

Frecuencias Annafranca Ostrovsky (Argentina)

Lo había visto anteriormente en el Final Girls Chile. Un matrimonio vive en el delta del Tigre, a fines de la década del 70. Ella es docente y pasa los días preparando las clases, él es un aficionado a las ciencias y a la radiofonía que tiene un accidente que lo catapulta...cuarenta años al futuro. Lindo ensayo sobre lo mucho que cambió nuestra sociedad en los últimos años, con una reconstrucción de época mínima y por eso mismo super efectiva.


Todos los cortos están disponibles en la plataforma Flixxo de modo gratuito hasta el 13 de diciembre. Si querés más data del festival la podes ver acá, en su web oficial.