• Ayi Turzi

BARS XXI: Cortos humor negro y bizarro



Vamos con una nueva categoría de cortometrajes en este repaso por la programación del XXI Buenos Aires Rojo Sangre: Humor negro y bizarro.


La evolución de la cuarentena (Juan Cruz Dominguez)

Falso documental que cuenta una evolución fictica de la cuarentena que nos estamos fumando desde marzo. Le aplica perfectamente la frase "es gracioso porque es verdad". Creo que si bien el aislamiento generó una gran cantidad de producciones sobre este tema (y se vienen muchas más) establece un punto de referencia único que permite apelar a públicos absolutamente diferentes por tratarse de una experiencia colectiva inédita. La propuesta sabe hacer un recorte sobre todas las cosas que pasaron y usar únicamente lo que le sirve para la trama, dándole un sentido bien cerradito y contundente.


Trapshit (Federico Diaz y Cristian Piedrahita)

Un chico va a visitar a un amigo, empleado de un supermercado chino...que está obsesionadísimo con el trap.

Aprovechando la tonada caribeña /centroamericana del fan del trap mete algunos recursos actorales de telenovela que funcionan de diez. La acción no se sitúa en un supermercado porque si, sino que aprovecha a estos personajes para darle un toque de delirio, que explota con la excentricidad del videoclip final.


Un día en la vida de (Julian Cortizo)

Julian trabaja como editor audiovisual y tiene cierta idea sobre su vida: que es muy aburrida. Pero a lo largo del corto, con sesiones de terapia como excusa narrativa y una combinación de música clásica y cierta estética plagada de formas geométricas y colores pastel, el espectador se entera que este aburrimiento no existe en absoluto. Las cosas más insólitas, incluyendo la presencia de elefantes, suceden en su vida, pero se las pierde porque está enfrascado trabajando, lo cual puede leerse como una crítica a la adicción al trabajo en detrimento de disfrutar otras experiencias.


Pacto desafortunado (Juan Ever)

Victor está muy apenado por la muerte de su novia Camila y hace un ritual satánico para traerla de regreso. Como suele pasar en estos casos, lo que vuelve no es lo que él esperaba. La producción cordobesa pone el énfasis más grande en los diálogos, la foto y el maquillaje de FX y logra un corto muy ameno y divertido, que vuelve sobre la premisa clásica de "ojo con los deseos que pedís".


Orquestacción (Martín de Marco)

Este corto realizado en 48 hs. había pasado por el Sarmiento Sangriento. Trata sobre un chico con problemas de muela jodidos, que estan complicando su vida cotidiana, cae a un consultorio odontológico de terror... o no. El dentista la rompe actuando, yo no me atendería con él de cruzarlo en la vida real.


Mr. Kellogs (Camila Duarte)

La empresa Kellogs está en bancarrota y sus productos escasean. Una abuela consigue el último paquete de Zucaritas y se lo quiere llevar a su nieto...si el tigre Tony se lo permite.

Tiene varias cosas absolutamente bizarras y desopilantes: la dupla entre la abuela y el niño, el diseño del Tigre Tony, la banda sonora, plagada de zoniditos al mejor estilo Hanna Barbera y la resolución. Desde esta cuenta bancamos de modo incondicional el absurdo y queremos más cortos así.


Liliana (Deborah Senderowicz)

Relato muy breve, de apenas dos minutos y medio, en el cual una chica se enamora de su estufa...y el amor es correspondido. Tiene una muy linda fotografía en tonos cálidos y no ahonda en grandes causalidades o explicaciones: lo que pasa, sucede y listo.


La noche (Julian Sequeira)

Tras tener una pesadilla, Sofia sale a pasear con sus amigos Jimena y Pablo, y se ve envuelta en una serie de situaciones que son más delirantes que sus sueños. Hay algo de teatral en la reconstrucción de los espacios, que se dejan ver como escenografías montadas, alejadas del realismo, que es el principal hallazgo, ya que colabora de modo directo para generar la atmósfera onírica que propone la narración.


Gualicho (Damian Mastroleo)

Retoma las imagenes psicodélicas (o entre nosotros, llenas de falopa ochentosa) del videoclip "Can´t fight this feeling" de Reo Speedwagon e ilustra con ellas un falso sueño, que el pibe que lo soñó le narra a alguien que intentará interpretarlo. Tiene dos grandes cosas a destacar, primero la posibilidad creativa de hacer un cortometraje resignificando material de archivo, y luego el "tomarse en joda" a los analizadores seriales de sueños.



Todos los cortos se encuentran disponibles en la plataforma de Flixxo de modo gratuiro hasta el 13 de diciembre.

  • Blanco Icono de Instagram