• Ayi Turzi

BARS XXI: Cortos clase Z



Quedan poquitos días para disfrutar del Buenos Aires Rojo Sangre y sigo tratando de ver todo lo que puedo. En este caso me pegué una vuelta por la tanda de cortos clase Z, y acá les cuento un poco de cada uno. ¿A qué hace referencia el término Clase Z? A un cine de menor presupuesto que el llamado Clase B, claro. Pero basta de amagues de cháchara y vamos con los cortos


Paranoia (Leandro Buglioni)

Tomás está jugando al Counter Strike y escucha un ruido proveniente de su patio. Lo que ve es desopilante, y es muy gracioso como un pibe que está simplemente preocupado en jugar a un juego intenta resolver el problema, o buscar más información al respecto. Otro gran ejemplo de cómo es posible producir con equipos reducidos en espacios pequeños y no hablar de la cuarentena.


Obsesiones cortas (Barbara Lage)

Victoria está recién separada y conoce a un chico en Tinder, pero las cosas no salen del todo bien. El principal problema es que el pibe es alto goma, y después los problemas son cada vez más graves. El corto usa el humor negro para homenajear a un abanico muy amplio de películas pochocleras o populares. Aprovecho para adicionar un consejo que nadie me pidió y no me corresponde dar: nunca vayan a la casa del candidato en una primera cita a ciegas. Nunca.


Lurkers (Genixo)

En el garage de un edificio unos humanoides se le aparecen a una mujer. Es un relato muy breve, que se basa en el juego con el suspenso y la experimentación con esos locos humanoides hechos por CGI.


Silvia y sus amigas / Atrapados (Jimmy Castro)

Silvia esta atormentada por las pesadillas y busca el apoyo de su amiga Marta. Llegan a la conclusión que posiblemente la esté afectando la desaparición de Johanna, otra amiga. Silvia le da detalles de sus pesadillas a pesar de sostener con vehemencia que las pesadillas se contagian. Y algo de razón sobre este contagio tiene. Corto resuelto apenas en una locación, con dos actrices... y quizás algo más. Y aún con menos recursos está su microrrelato Atrapados, una especie de caja negra de qué pasa con dos personas que quedan atrapadas en una especie de apocalipsis y transitan el último minuto de vida antes de convertirse en zombies. Ping pong de diálogos y remate, sintético y va al hueso de una.


Femme fatale (Eva Castro, Georgina Zanardi, Deborah Araya)

Coproducción entre Argentina y Chile que cuenta tres historias: Pájaro negro (Eva Castro) es sobre una cita en la noche de Halloween en una zona llena de mitos, La matanza fallida de los chitrulos subnormales (Georgina Zanardi) indaga en el accionar de tres femicidas caníbales y Suburbios del terror (Deborah Araya) donde los jóvenes se pierden en Valparaíso son en realidad perseguidos por un asesino que los necesita para seguir siendo joven. Pájaro negro es quizás la historia más oscura, que rescata una vieja historia de brujas y la retrata en una estética blanco y negro con toques surrealistas. El segmento de Zanardi continúa de alguna manera ese universo de personajes despreciables que trabajó en largos como "Hijos de puta por elección", pero en este caso contraponiéndolos a un personaje femenino fuerte. Por último, Suburbios del terror indaga en una serie de desapariciones, más que nada mujeres, vinculándolas con un trasfondo de hechicería y alquimia. Es interesante esta tendencia a generar producciones a modo de antología entre diferentes países, afilen el ojo a esta modalidad que se están desarrollando varias pelis más.


En la hora más oscura (Matías Rombolá y Valentino Pla)

Un chico, Lionel, se vuelve cada día más loco y, aunque hay algún pequeño intento de ayuda en su entorno, termina sucumbiendo a una serie de cosas que pueden ser reales o fruto de su locura.

No queda explicitado, pero por la aparición de determinados elementos la historia se siente muy relacionada con el mambo de la parálisis del sueño. Tiene una muy buena musicalización a cargo de Alexis Alvarez y dispara una pregunta que quizás nos hacemos varios de los seguidores del cine de género local ¿ya se ganó Bruno Giacobbe el mote de "hombre de las mil caras"?


El cuerpo y Caso Pratt (Nicolas Menna)

La primera producción la había podido ver en el Sarmiento Sangriento, y me autocito al repetir que construye una situación de tensión entre un grupo de delincuentes que fue más allá llevada al extremo. Me recordó a los personajes de producciones como Pizza, Birra, Faso pero en un relato mucho más breve y conciso. Caso Pratt tiene algo de esta atmósfera puramente argentina en un relato que asocia una serie de desapariciones en el sur de nuestro país con abducciones alienígenas, tomando la inteligente decisión de sugerir más que mostrar, lo que favorece a no cortar el clima nunca.


Clases de revolución (Luis Alonso Castañeda)

Una alumna se distrae en una clase de historia. Los personajes de la revolución francesa, esos mismos cuyas aventuras cuenta en un tono monocorde y aburrido un pedante profesor, están luchando en las calles, ahí nomas, al alcance de su vista. Corto fantástico que se centra en una anécdota muy pequeña y aprovecha a hacer una crítica a los métodos convencionales de educación.

Todos los cortos están disponibles hasta el domingo 13 de diciembre de modo gratuito en la plataforma de flixxo, corran a verlos que estamos en la recta final del festival!