• Blanco Icono de Instagram
  • Ayi Turzi

Us: el regreso de Jordan Peele


Una familia afroamericana decide pasar unos días en su casa de la playa. La madre, Adelaide (Lupita Nyong´o de grande, Madison Curry de peque) empieza a sentirse incómoda al recordar un episodio sucedido en un parque cercano durante su infancia: en una atracción se encontró con una doppelganger exacta. El tema es que esta doble no estaba sola, y se aparece en la casita con réplicas casi exactas de todos los integrantes de la familia. Las intenciones no son amistosas, y esta aparición es solo el inicio de algo mucho más siniestro.

Al inicio se plantea como una cinta de terror, pero a partir de la aparición de los dobles cambia de género, volcándose más al thriller psicológico e incorporando incluso elementos de ciencia ficción. Y aquí es donde, a mi entender, el humor que venía manejando se convierte en un problema.

El personaje del marido es quien aparece como una suerte de relevo cómico, mostrándose muchas veces desconectado de la realidad y permitiendo la inclusión, a través de esta personalidad despistada, de algunos chascarrillos. El tema es que, al intentar generar un clima de tensión y suspenso, el humor actúa como un elemento casi anticlimático, favoreciendo que esa tensión se libere de a poco. Otro punto en contra, ya que estamos hablando de lo malo, es que el tercer acto se hace largo y ahonda en explicaciones, permitiendo al espectador adivinar en muchos casos el final. No obstante, y hay que reconocer que Jordan Peele sabe lo que hace, adivinar o no la resolución final no arruina la experiencia de la película: el énfasis está puesto en la generación de climas (soportados por las actuaciones, la musicalización, y en menor medida la intriga) y los logra con creces. Y también es cierto que, al igual que Get Out (Huye) la trama hace gala de un simbolismo profundo, algunas veces más críptico que otras, lo que va sumando nuevos sentidos o interpretaciones en un segundo visionado.

Sin dudas, el momento mejor logrado es cuando nuestra familia amiga entra en contacto por primera vez con estos invasores: el miedo a lo desconocido recrudece cuando podemos comprobar que los extraños saben algunas cosas sobre ellos, y se establece una especie de dominación psicológica sobre cada uno, ejercida por su doble. Pero la historia no se mantiene solo con esto, y una vez superada esta instancia, recurre a algunos clichés del género, como luchas y persecuciones (ahora la pregunta es ¿Son clichés del género o es lo que sucedería si abordamos este tipo de situaciones desde una perspectiva realista? ¿No es, cuanto menos lógico, que si ves tu vida amenazada y tengas la posibilidad, corras?).

Us, traducida como Nosotros (con la consiguiente pérdida de una referencia: Us no es solo el pronombre plural de la segunda persona del inglés, sino que también es la abreviatura de United States) es una película que puede abordarse desde múltiples perspectivas, relacionándose de modo directo con la esclavitud, el racismo o la identidad. Para ver más de una vez.